La Unidad de Nutrición

En 2012, Bivamuntuyo creó un departamento para niños desnutridos en el Centro Médico de Kyotera bajo el paraguas del Proyecto de Salud Comunitaria de Rakai, una ONG (organización no gubernamental) registrada en el distrito.

La unidad proporciona atención médica especializada a los niños gravemente desnutridos y asesora y orienta a los padres/cuidadores durante el ingreso de su hijo para prevenir la futura desnutrición y mejorar el bienestar de la familia. Tratamos a más de 150 pacientes al año, en su mayoría niños menores de 5 años. Cada paciente recibe atención médica y comienza la fase de rehabilitación con una dieta a base de leche según la naturaleza de la desnutrición y el peso.

Los pacientes permanecen en la sala una media de 2 a 3 semanas para recuperarse de la malnutrición grave y son visitados regularmente en casa tras el alta para controlar la salud del niño y el bienestar de la familia, de modo que se pueda intervenir a tiempo si la malnutrición reaparece.

El padre/cuidador se queda con el paciente durante toda la estancia y recibe formación sobre higiene general, prevención del VIH/SIDA, planificación familiar, comportamiento social y ayuda diariamente a preparar comidas nutritivas con alimentos disponibles en la zona para los pacientes.

La malnutrición es uno de los mayores problemas sanitarios del mundo. Es un término que se utiliza específicamente para describir la desnutrición cuando un individuo no recibe los nutrientes necesarios, como proteínas, calorías u otros nutrientes esenciales. Una nutrición adecuada es importante para garantizar un crecimiento y un desarrollo correctos.

La malnutrición, la pobreza y las enfermedades crónicas están interrelacionadas de tal manera que cada uno de los factores influye en la presencia y la sostenibilidad de la otra, lo que da lugar a un impacto conjunto.
La malnutrición es el resultado de factores determinantes a nivel individual, familiar y social, y cada uno de ellos influye en otro, lo que da lugar a un impacto conjunto. Las causas inmediatas son la inseguridad alimentaria en los hogares, los malos hábitos alimentarios, el entorno insalubre, la falta de conocimientos y los servicios sanitarios inadecuados.

    ¿Cuáles son las consecuencias de la desnutrición crónica?

  • Un tercio de los niños menores de 5 años tiene retraso en el crecimiento.
  • Mayor riesgo de mala memoria de trabajo visual y auditiva en comparación con los niños bien alimentados.
  • Mayor riesgo de morir de diarrea e infecciones respiratorias en comparación con los niños bien alimentados.
  • Menor esperanza de vida.
  • Mayores probabilidades de desarrollar obesidad y otras enfermedades crónicas durante la edad adulta en comparación con un niño que estuvo sano durante la infancia.
  • La malnutrición repercute negativamente en la productividad humana, el bajo nivel educativo y el menor potencial de ingresos, lo que conlleva una reducción del número y la fuerza de la mano de obra.